Reprogramaciones de centralita

Reprogramaciones de centralita

El automóvil actual está cubierto en sus funciones por muchos dispositivos y sistemas electrónicos, que se aplican a la seguridad, al confort y al consumo de combustible. Las prestaciones y el rendimiento están mucho mejor aprovechadas gracias al control electrónico del uso del combustible. Los aumentos de la potencia, la baja emisión de gases contaminantes y optimización del gasto de combustible, es el logro más notable y apreciado del uso de la tecnología.

Los motores actuales tienen una Unidad de Control Electrónico (ECU en inglés) que gestiona el funcionamiento de los sistemas electrónicos de este, a través de un chip informático que almacena y procesa información esencial. Modificando la programación de este chip se puede mejorar sustancialmente el rendimiento del motor por medio de nuevos parámetros para el encendido y suministro de combustible a la cámara de combustión interna.

Los fabricantes contemplan unas circunstancias estandar y en base a eso, dejan programado dicho chip para actuar dentro de una amplitud de circunstancias de clima, condiciones de uso y calidades de combustible. Al reprogramar este chip se modifican los parametros de inyección, para optimizar la mezcla de aire y combustible necesaria para la explosión en el motor. Suele regularse según el régimen de revoluciones, la masa de aire y también presión del turbo.

En iguales condiciones de uso no incrementa el consumo de combustible, si en cambio se usa con frecuencia la potencia extra, entonces aumentará el consumo ligeramente, así mismo, con un par motor mayor y usando las marchas más largas, se puede reducir el consumo si la conducción es económica.

Cuando se incrementa la potencia de un vehículo se suele dudar de la fiabilidad, pero no se exprime al máximo el motor, se mantiene un margen amplio de seguridad. De esta forma no hay riesgos sensibles.

Teniendo esto en cuenta, disponemos las siguientes reprogramaciones dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar:

Esta es una reprogramación estrictamente enfocada al ahorro de combustible, aumentando el par motor. Con ella podemos obtener un ahorro de hasta 1 litro cada 100 km, lo que se traduce en, dependiendo del vehículo, 100 km más por cada depósito.

El secreto del ahorro

Supongamos que al usar su vehículo realiza el cambio de marcha a las 2500 RPM, para que el coche tenga "fuerza" con la siguiente marcha que le pone. Con la reprogramación Ecomap podrá realizar este cambio de marcha mucho antes, por que el motor esta más "lleno" de par motor a bajas RPM, logrando el mismo rendimiento a menos RPM.

A menos RPM, menos consumo de combustible.

A velocidad constante, la optimización del mapa motor, permite que el motor sea más eficiente, consumiendo menos combustible para obtener el mismo resultado.

En la galería podrás encontrar fotografias de los ordenadores de a bordo de los coches en los que se han montado estos mapas, ejemplos claros del considerable ahorro que suponen. Estos test han realizados por TLRsport en su banco de potencia en igualdad de condiciones, solo cambia el mapa motor.

Esta reprogamación consigue un aumento de entre un 20% y un 25% de la potencia entregada por el motor con la centralita en estado original. Este aumento de potencia por lo general siempre es el mismo, es decir, el resultado final depende del estado del motor.

Por ejemplo, un Audi A3 de 110CV puede llegar a entregar 143CV después de la reprogramación. Esto supone un 30% de incremento, debido a que este motor en particular desarrolla aprox. 5CV más de potencia que la anunciada por el fabricante.